Codo

Codo de tenista y codo de golfista

El codo de tenista, llamado epicondilitis lateral, es una condición dolorosa causada por el sobreuso. El nombre no se refiere a que esta patología solamente la sufren los tenistas, debido a que otros deportistas y personas que hacen otras actividades también pueden sufrirla.


image

El codo de tenista es una condición inflamatoria de los tendondes que estan por fuera del codo. Estos tendones se inflaman y rompen con el sobreuso lo que lleva a dolor e inflamación en el codo.


image

El codo esta formado por tres huesos: el hueso del brazo llamado húmero y dos huesos en el antebrazo llamados radio y cúbito. En la parte de unión del húmero con el radio y el cúbito existen dos protuberancias llamadas epicóndilos. Existen tendones que conectan los músculos del antebrazo y mano con el epicóndilo lateral.

La principal causa del codo de tenista es el sobreuso, especialmente en actividades que requieren de movimientos repetitivos del antebrazo y mano. La edad también es un factor de riesgo, ya que las principales personas que sufren de codo de tenista tienen entre 30 y 50 años de edad.

La principal sintomatología es dolor en la parte lateral del codo que se agrava con el paso del tiempo. También puede existir debilidad al tomar objetos.

Para realizar el diagnóstico el médico realiza una exploración física con el objetivo de eliminar otras causas de dolor en el codo. El médico le puede tomar radiografías y puede mandar otras pruebas diagnósticas como una resonancia magnética y una electromiografía para eliminar un problema nervioso.

El tratamiento comienza con reposo, cambios en las actividades, medicinas, terapia física, ortesis, inyecciones de esteroides, terapia con ondas de choque e inyección de plasma rico en plaquetas. En caso de que el tratamiento conservador no ayude, se puede optar por el tratamiento quirúrgico. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.

El codo de golfista es muy similar al codo de tenista. La diferencia radica en que el lado afectado es el medial o el lado de adentro del codo. Las causas, diagnóstico y tratamiento son prácticamente similares a las del codo de tenista.


image


image


Bursitis del codo

Las bursas son sacos delgados llenos de líquido que se encuentran en múltiples sitios en el cuerpo y actúan como cojinetes entre huesos y tejidos blandos. Estos cojinetes permiten a los huesos un movimiento suave sobre los tejidos que están alrededor.

En el codo existe una bursa llamada bursa olecraneana que se encuentra entre la piel del codo y el hueso del codo llamado olécranon. Generalmente esta bursa es plana y delgada. Sin embargo, si esta bursa se irrita e inflama, se acumula líquido y ésta aumenta de tamaño, generando la bursitis.


image

Existen varias causas para la bursitis del codo. Una es traumatismos sobre el codo, lo que irrita a la bursa. La presión prolongada del codo en una superficie también es una causa común. Infecciones pueden causar una bursitis infectada así como otras condiciones médicas como artritis reumatoide y gota.

El principal síntoma generalmente es inflamación. Posteriormente ocurre el dolor, lo que puede causar restricción en los movimientos. Si la bursitis es infecciosa, puede haber enrojecimiento y la piel estar caliente, además de que puede haber salida de pus.

El diagnóstico es clínico mediante una exploración física. Si el médico piensa que la bursitis es causada por otra razón puede mandar una radiografía. Algunas veces es necesario aspirar un poco del líquido de la bursa con una jeringa para enviar ese líquido al laboratorio y realizar un diagnóstico mas específico.


image

El tratamiento usualmente es conservador, con el uso de cojines en los codos, cambios en las actividades, medicamentos y aspiración de líquido. Si la bursitis es infecciosa es necesario el uso de antibióticos. Si no existe mejoría se recurre al tratamiento quirúrgico, en el cual la bursa es retirada del codo. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Sindrome del tunel cubital

El nervio cubital es uno de los tres principales nervios en el brazo. Este nervio, que se origina en la médula espinal a nivel del cuello, viaja por el brazo hasta llegar a la mano. En su transcurso por el brazo tiene que pasar por medio de múltiples estructuras como músculos y ligamentos así como en túneles formados por estas estructuras. Un tunel se encuentra en el codo (tunel cubital), el cual es el sitio mas frecuente donde el nervio cubital queda atrapado o se irrita.


image

La causa exacta del síndrome del tunel cubital no se conoce. Existen varias situaciones que pueden comprimir al nervio en el tunel cubital, como movimiento repetitivo del codo, formación de cicatrices en el tunel, aumento de líquido y traumatismos.

El síndrome del tunel cubital puede generar dolor o incomodidad en la parte interna (parte más pegada al cuerpo) del codo, aunque la mayoría de la sintomatología ocurre en la mano. En la mano puede existir dolor y adormecimiento del dedo anular y dedo meñique.


image

El diagnóstico comienza con una exploración minuciosa del brazo afectado. Esta exploración se puede ver acompañado de radiografías y estudios de conducción nerviosa.

El tratamiento consiste en cambios en las actividades, medicamentos, ortesis y terapia física. Si estas medidas no ayudan, la descompresión nerviosa mediante cirugía es necesaria. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Fracturas y luxaciones del codo

Aunque menos frecuente que otras articulaciones, el codo también se puede luxar. Esto significa que los huesos radio y cúbito se separan del húmero en la articulación. Estas luxaciones frecuentemente ocurren por caerse con la mano extendida, aunque también pueden ocurrir en accidentes Automovilísticos.


image

Una luxación de codo puede ser simple si no hay lesiones graves de los tejidos o compleja, cuando existen lesiones importantes de los tejidos. En las luxaciones severas los vasos sanguíneos y/o los nervios pueden estar afectados, lo que es una emergencia.


image

Una luxación de codo es muy doloroso, con una deformidad aparente y pérdida de la función. El médico explora el codo y las radiografías confirman la luxación, además de que brindan mas información para el tratamiento. Si la luxación es compleja se puede realizar una tomografía computarizada y una resonancia magnética para ver las lesiones con mas detalle.


image

El tratamiento consiste en regresar los huesos a su lugar normal. Eso sigue de reposo, inmovilización, hielo y medicamentos. Si hay lesiones graves o los huesos no se pueden poner en su lugar, es necesaria la cirugía para reparar los tejidos rotos o en caso de que hayan nervios o vasos sanguíneos lastimados. Después de una cirugía también debe de haber reposo, inmovilización, hielo y medicamentos. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.

Las fracturas del codo son relativamente frecuentes, especialmente en los niños. Existen múltiples tipos de fracturas dependiendo donde ocurren. Las principales causas son caídas con el brazo extendido, caerse directamente en el codo o un golpe directo al codo. Estas fracturas se asocian con dolor, deformidad y pérdida de la función. También pueden haber lesiones a los vasos sanguíneos y nervios.


image

La exploración física y radiografías deben de realizarse de urgencia para brindar un adecuado tratamiento. Muchas de estas fracturas pueden ser manejadas de manera conservadora, colocando los huesos en su lugar e inmovilizar con una férula o yeso. Si esto no es posible, se requiere de cirugía para colocar los huesos en su lugar y fijarlos para que no se muevan. Después de la cirugía se coloca una férula. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Otros padecimientos del codo

Existen otros padecimientos del codo que pueden generar dolor y pérdida de la función. Entre estos padecimientos podemos encontrar la osteoartritis del codo, que no es tan frecuente como la de otras articulaciones pero que puede generar una gran discapacidad, otras fracturas en el codo, tendinitis en el codo, lesiones de los ligamentos del codo, neuritis cubital, osteocondritis disecante, subluxación de la cabeza radial, frecuentemente visto en niños que son cargados de los brazos por sus padres o cuidadores, entre otros.

image