Hombro

Lesiones del manguito rotador

El manguito rotador es un conjunto de cuatro músculos que se convierten en tendones que se encuentran en el hombro y que tienen como función el detener y estabilizar al húmero (hueso del brazo) al resto del cuerpo. Además, el manguito rotador también ayuda con algunos de los movimientos del hombro como levantar el brazo y rotarlo.


image

Las lesiones o rupturas del manguito rotador son muy frecuentes y causan mucho dolor. En el 2008, cerca de 2 millones de personas en los Estados Unidos acudieron al doctor por un problema del manguito rotador, un problema mas frecuente en personas mayores de 40 años.

Cuando uno de los cuatro tendones se desgarra, este tendón ya no se conecta con el húmero. Los desgarros generalmente comienzan por rupturas parciales que con el tiempo y el movimiento se convierten en rupturas totales dividiendo a tendón en dos partes.


image

Existen muchas causas de ruptura del manguito rotador. El caerse con el brazo extendido o levantar algo muy pesado puede romper uno de los tendones. Asimismo, los tendones se pueden romper poco a poco el cual ocurre con la edad. Hacer movimientos repetitivos al realizar deportes como baseball, tenis y levantamiento de pesas así como la presencia de prominencias de hueso pueden causar rupturas del manguito rotador.

Los síntomas más frecuentes son el dolor en reposo, muchas veces por la noche así como dolor al mover el hombre afectado. También puede notar debilidad en el hombro y la sensación de crujido al mover el brazo.

El diagnóstico se realiza mediante la exploración física, en donde el médico explorará de manera minuciosa el hombro en búsqueda de otras causas de dolor. El médico le podrá mandar otros estudios diagnósticos como radiografías del hombro, ultrasonido y resonancia magnética nuclear, el cual es el mejor estudio para diagnosticar estas lesiones.


image

Después de haber realizado el diagnóstico, se procede a comenzar con el tratamiento, el cual se divide en tratamiento conservador (o no quirúrgico) y tratamiento quirúrgico. El tratamiento no quirúrgico se basa en el reposo, modificaciones de las actividades, medicamentos orales, terapia física e inyecciones. Si el tratamiento conservador no ayuda, es posible que requiera de cirugía para componer la lesión. La cirugía se realiza mediante artroscopía, la cual es una técnica moderna mínimamente invasiva en la cual el doctor introduce una cámara y pequeños instrumentos al hombro sin la necesidad de hacer cortes grandes en la piel. En la cirugía el médico reparará el tendón roto cosiéndolo, aunque existen múltiples técnicas distintas. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Pinzamiento subacromial, tendinitis y bursitis

El hombro es una articulación muy compleja compuesta por varios tejidos y estructuras. El hombro esta compuesto por tres huesos: húmero (hueso del brazo), escápula y clavícula. Varios músculos, tendones y ligamentos funcionan en sincronía para mantener la articulación estable y proveer de movimiento. Entre los tendones y otro hueso llamado acromion, existe un saco con líquido lubricante llamada bursa la cual permite que los tendones se muevan libremente al mover el brazo. Algunas veces, por movimientos repetitivos, esa bursa se puede inflamar, lo que se le conoce como bursitis. Asimismo, los tendones pueden irritarse o dañarse, llamado tendinitis. Algunas veces el espacio entre el acromion y los tendones se reduce, lo que causa que exista un roce entre estos tejidos, lo que causa irritación y dolor. Esto es llamado pinzamiento subacromial.


image

Algunas de las causas de estos problemas son la actividad física, especialmente aquellos deportes en los que se levantan los brazos por encima de la cabeza como el basketball, tenis y natación. Las personas que cargan objetos pesados o hacen actividades repetitivas también son vulnerables a tener una lesión.

Los principales síntomas son infamación, dolor y rigidez al levantar el brazo. El dolor puede ser adelante del hombro y se puede ir hacia el brazo. Si la lesión no es atendida, el dolor aumenta y se comienza con debilidad y dificultad para hacer las actividades de la vida diaria.

El diagnóstico se hace mediante la exploración física meticulosa que el médico realiza. Es posible que el médico, si así lo requiere, le pida hacerse otros estudios como radiografías y una resonancia magnética, con lo que se pueden descartar otros problemas.


image

El tratamiento conservador se basa en el reposo, terapia física, medicinas orales e inyecciones al sitio afectado. Si no existe mejoría con el tiempo, es posible que requiera de un procedimiento quirúrgico. Dependiendo del diagnóstico, el médico optará por usar una técnica artroscópica en la cual se introducen pequeños instrumentos y una cámara a la articulación o una técnica abierta. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Osteoartritis del hombro

La osteoartritis del hombro, un tipo de artritis, es un problema de salud muy frecuente, que en el 2011 afectó a aproximadamente 50 millones de personas en Estados Unidos. La artritis se define como un proceso inflamatorio de la articulación. En el caso de la osteoartritis, la inflamación es debido al desgaste.

No existe cura para la osteoartritis, aunque existen múltiples tratamientos disponibles, las cuales pueden disminuir el dolor y la discapacidad asociada.


image

La articulación del hombro, llamada articulación glenohumeral está compuesta por el hueso del brazo llamado húmero y otro hueso localizando en la espalda llamado escápula. Entre estos dos huesos hay un espacio llamado espacio intraarticular donde hay líquido que lubrica así como un tejido especializado llamado cartílago, el cual permite el deslizamiento suave de un hueso con el otro. Con la edad, uso, traumatismos u otras patologías como artritis reumatoide, lesiones del manguito rotador, necrosis avascular, este cartílago se va rompiendo y deshaciendo. Lamentablemente, el cartílago es uno de los tejidos en el cuerpo que nunca se regenera. Con el tiempo se termina el cartílago y los huesos comienzan a rozar entre sí, causando información y mucho dolor.

La osteoartritis de hombro causa dolor que aumenta con la actividad y cada vez es peor. Además de dolor, la persona afectada también puede tener una disminución en el movimiento y debilidad.

El diagnóstico comienza con una exploración física detallada, seguido por radiografías del hombro donde se ve la pérdida del espacio intraarticular y la deformación de los huesos.

El tratamiento conservador (no quirúrgico) puede llegar a disminuir el dolor y otros síntomas asociado a la osteoartritis de hombro. Este tratamiento incluye el uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, el reposo, terapia física, inyecciones de esteroides, calor y hielo y otros medicamentos. Es necesario mencionar que los “medicamentos“ comúnmente vendidos que mencionan regenerar el cartílago no funcionan debido a que hasta le fecha, no existe ningún método para regenerar el cartílago perdido.


image

Si el tratamiento conservador no funciona, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico que es decidido con base en las características de la patología. Este tratamiento quirúrgico puede ser desde una artroscopía el cual es un procedimiento poco invasivo, hasta la colocación de una prótesis de hombro, la cual reduce significativamente el dolor y la discapacidad. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Fracturas y luxaciones del hombro

Las lesiones traumática del hombro son frecuentes. Estas lesiones puede ir desde una luxación por una caída hasta una fractura grande por un accidente de alta energía. Los huesos que se pueden fracturar en el hombro con el húmero (hueso del brazo), la escápula y la clavícula, la cual es la fractura mas frecuente. Estos tres huesos están detenidos entre si por ligamentos fuertes que también se pueden lastimar.


image

En el hombro pueden ocurrir fracturas (ruptura de un hueso) o luxaciones que es cuando los huesos de las articulaciones se separan.

Estas lesiones pueden ser causadas por golpes directos como una pelea, accidentes o caídas. Los principales síntomas de una fractura o una luxación en el hombro son dolor intenso, inflamación, inhabilidad para mover el brazo y una deformidad. El diagnostico principalmente es clínico mediante la exploración física auque se requiere de una radiografía para su confirmación. Algunas veces se requiere de otro estudio, llamado tomografía computarizada, en caso de que la fractura sea compleja y se requiera de más información.


image

El tratamiento va a depender de la severidad y tipo de lesión. Algunas lesiones se pueden tratar de manera conservadora mediante la inmovilización con una férula y yeso, hielo, reposo y medicinas. Otras lesiones si son mas severas pueden requerir de cirugía. En la cirugía se colocan los segmentos rotos de vuelta a su lugar normal y se fijan. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


image


Hombro congelado

El hombro congelado, también llamado capsulitis adhesiva es una causa de dolor y rigidez en el hombro. Esta problema afecta mas comúnmente a mujeres entre 40 y 60 años de edad.

Alrededor del hombro existe una estructura muy importante llamada cápsula articular la cual es un tejido grueso que envuelve la articulación. En el hombro congelado esta cápsula se vuelve gruesa y dura. Esto causa que no pueda mover el hombro causando una disminución en los rangos de movimiento acompañado de dolor.

Algunas de las causas de hombro congelado son la diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, enfermedad de Parkinson, problemas cardiacos y el inmovilizar el hombro por mucho tiempo.

El diagnóstico lo realiza el médico con una minuciosa exploración física, acompañado de radiografías y resonancia magnética del hombro.

El tratamiento comienza con medicinas, inyecciones de esteroides y terapia física. Si estos tratamiento no mejoran la rigidez y el dolor, puede ser necesaria una manipulación bajo anestesia y una artroscopía de hombro, una técnica mínimamente invasiva. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Inestabilidad del hombro

El hombro es la articulación del cuerpo que mas movimientos permite. Estos movimientos son gracias a un conjunto de músculos, tendones y ligamentos que ejercen fuerza sobre los huesos para realizar el movimiento. Además, este conjunto de músculos, tendones y ligamentos ayudan a mantener a los huesos juntos, en especial al húmero con la escápula para mantener estable esa articulación. Algunas veces estas estructuras no funcionan correctamente o están lesionados no mantienen correctamente la articulación, por lo que un hueso se sale de su lugar. Esto es llamado luxación. Cuando ocurre varias veces por un periodo largo de tiempo de llama inestabilidad crónica. Conforme ocurre esto, las estructuras se lastiman y los huesos pierden su forma original.


image

Las principales causas de esto son una luxación del hombro en la que se lastimaron las estructuras de soporte o los huesos, algunas actividades o ejercicios como la natación, tenis y volleyball y algo llamado inestabilidad multidireccional.

Los principales síntomas son el dolor, luxaciones recurrentes, sensación de inestabilidad y debilidad.

El médico realizará una exhaustiva exploración física para establecer el diagnóstico y se apoyará con el uso de radiografías, tomografía computarizada y resonancia magnética para establecer un diagnóstico específico.


image

El tratamiento comienza con modificaciones al estilo de vida, medicamentos y terapia física. Si no existe mejoría, se puede recurrir a la cirugía, que puede ser artroscópica o abierta, dependiendo del diagnóstico. Después de cualquier tratamiento quirúrgico, es necesario un periodo de rehabilitación.


Otros problemas comunes del hombro

El hombro puede ser afectado por múltiples patologías que causan dolor, discapacidad, debilidad y no permiten realizar adecuadamente las actividades de la vida.

Dentro de estas patologías están tendinitis bicipital, lesiones nerviosas (plexo braquial), lesiones del cartílago articular, fracturas de otros huesos, lesiones del labrum glenoideo, lesiones SLAP, lesiones deportivas, atrapamientos nerviosos (nervio supraescapular), entre otros. Es de vital importancia que acuda con el médico para que realice una adecuada explicación física y un diagnóstico y le pueda brindar un tratamiento adecuado con el objetivo de evitar la progresión del problema y que pueda vivir sin dolor y discapacidad. El tratamiento que su médico le proporcione será con base en su patología y sus necesidades.


image

image

image